Cómo Saber si Soy Intolerante a la Lactosa

La leche y sus derivados son unos de los productos nutritivos que nos han acompañado en nuestra dieta alimenticia desde el momento en que nacemos. De una manera u otra están presentes en muchos productos que comemos de manera diaria. Así mismo esta comida es una de las comidas considera como el alimento más completo de la pirámide alimenticia.

Sin embargo, existen personas que simplemente no pueden digerir, y se trata de los intolerantes a la lactosa. Es por ello que a continuación te presentaremos algunos consejos relacionados a cómo saber si soy intolerante a la lactosa.

Cómo saber si soy intolerante a la lactosa

La intolerancia a la lactosa tiene su origen al momento que el intestino delgado no produce la cantidad necesaria una enzima llamada lactasa, la cual permite digerir de manera normal la lactosa. En este caso la lactosa es una especie de azúcar que se encuentra en la leche de vaca, cabra, oveja y en las madres. En relación a esto, una persona normal lleva alrededor de un 90% de las reservas de lactasa en el intestino. Sin embargo se encuentras otros que pueden llegar a tener hasta un 50% o menos de estas reservas. Por lo que se ven en la necesidad de ingerir poca cantidad de lactosas o en su defecto ninguno de ellos.

Algo de lo que el paciente que sufre de la intolerancia a la lactosa es que este es una patología que no es peligrosa ni que trasciende en otras enfermedades. Las personas que aún no conocen si se encuentran padeciendo de la intolerancia a la lactosa deben saber que los malestares comienzan a aparecer 30 o 40 minutos luego de ingerir este producto. Comenzando con hinchazón del estómago, flatulencia y hasta diarrea.

Síntomas de los intolerantes a la lactosa

Las personas por lo general no se dan cuenta en muchas ocasiones que están manifestando un padecimiento a la intolerancia de algún producto. Es por ello que deben mantenerse alerta si al tomar algún producto con lactosa presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Inflamación estomacal
  • Flatulencia con olor fétido
  • Molestia estomacal o diarrea
  • Acidez estomacal
  • Erupciones o alergias en la piel
  • Cólicos y dolor abdominal
  • Mala digestión
  • Vómitos o náuseas

Dejar un Comentario