La Retención de Líquidos en Embarazadas

La retención de líquidos en embarazadas en un síntoma muy común durante este proceso. Sin embargo esta puede ser intracelular e intravascular, en algunas ocasiones pueden ser las dos. Provocando una especie de hinchazón que se percibe en el peso como en la imagen en general. Por lo general estos síntomas aparecen más que todo en las mujeres embarazadas entre los últimos meses de gestación. En todo este proceso los síntomas se pueden evidenciar. Debido a la pesadez en el cuerpo, agotamiento e hinchazón de las extremidades.

La retención de líquidos en embarazadas
Se debe tomar en cuenta que a lo largo del embarazo una gran parte del peso que la mujer va ganando es totalmente líquido. Por lo que este se ubicará alrededor de todo el organismo. La retención de líquidos se produce por el aumento de masa sanguínea ya que se comprime la circulación. Que bombea la sangre hacia las extremidades provocando que esta tensión almacene el líquido en los tejidos.
Por lo general la retención de líquidos se puede observar con más facilidad en las mujeres embarazadas. Debido a los cambios hormonales que presenta en este ciclo de vida. Sin embargo esto es normal, ya que el volumen sanguíneo protege a la madre al momento de dar a luz de cualquier hemorragia. Las consecuencias de este padecimiento suelen verse en las manos, rodillas y pies, y el dolor y sus síntomas suelen aparecer con un clima caluroso y al estar constantemente de pie.

Consejos para aliviar la retención de líquidos en embarazadas

Acostarse y elevar las piernas por encima del cuerpo, esto ayuda a que los vasos sanguíneos no se comprimen y se pueda tener una circulación tranquila. Un consejo seria elevarlas durante 20 sobre la pared mientras se está acostada en la cama. Esto ayuda a aliviar el cansancio y reduce la hinchazón al instante.
Las medias de compresión son ideales para estos momentos, estas realizan una suave presión que ayuda a tener una buena circulación. Así mismo es importante que como embarazada debas adquirir una vestimenta adecuada, es decir zapatos y ropa muy cómoda y desahogada.


Mantener una dieta balanceada y libre de sal y sodio. Es importante no ingerir ningún tipo de alimentos procesado, embutidos o alimento con alto nivel de grasas. Este tipo de alimentos son una gran fuente de líquidos y en este proceso no es lo que necesitamos.

La retención de líquidos en embarazadas 1
Realizar ejercicios ligeros y que estén a tu alcance. Estos ayudan a mejorar la circulación, evitando la retención de líquidos, al mismo tiempo que alivian el cansancio. En este caso se pueden realizar pequeñas caminatas, yoga para embarazadas o si es de tu preferencia puedes ir a una piscina un o dos veces al día.
El agua es el aliado número uno en estos momentos, se escuchan mucho mitos con respecto a esto. Pero, el agua actúa como diurético para eliminar las toxinas del organismo y reduce la hinchazón del cuerpo. Ahora puedes tomar a parte del agua jugo de piña, melón, patilla e infusiones frías que llegan a tener el mismo efecto.
Tomar un baño con agua tibia ayuda a la circulación de la sangre al mismo tiempo que relaja los músculos y elimina el cansancio. Si se tiene una bañera sería ideal sumergir todo el cuerpo, de no ser así puede tomar un baño parada durante unos 15 minutos o un poco más si es de su preferencia.
Luego de tomar el baño y de preferencia en las noches se recomienda realizar masajes en la zonas afectadas. El masaje puede incluir cremas naturales que actúen como analgésicos, entre los cuales están los gel de eucalipto y romero. Estos ayudan a refrescar los músculos evitando los espasmos. Es recomendable realizar los masajes de abajo hacia arriba.
Si realmente se nota una fuerte hinchazón y mucho cansancio, es menester que reduzca el nivel de su rutina diaria. Es decir que no mantenga viajes largo y no que no permanezca mucho tiempo parada. Evitar manejar durante horas y eliminar las jornadas de trabajo pesado.
La forma en la que duermes también es muy importante. Se recomienda dormir con almohadas debajo de las rodillas. Para que estas permanezcan separadas y elevadas y la circulación en las noches sea efectiva. Esto ayuda a que al momento de pararte no sientas las piernas cansadas y elimina la hinchazón.

Leave a Reply