Mitos y Verdades sobre los Mini Pig (Mini Cerditos)

Los mini pig (mini cerdos) en la actualidad se encuentran muy de moda. Podemos ver como en las redes sociales los usuario que han tenido la oportunidad de tenerlos suben sus fotos muy felices de tenerlos. Muchos pueden asegurar que tener un mini pig de mascota es el mismo que tener un perro o un gato.

Mitos y Verdades sobre los mini pig

Sin embargo otras personas no piensan lo mismo, en sus casos han tenido experiencias malas y confirman que realmente no es bueno para la familia. Es por ello que a continuación desvelaremos los mitos y verdades sobre los mini pig.

Los mini pig son la raza de cerdos más pequeños que existen, es por ello que a las personas les agrada la idea de poder tener como una mascota. Estos adorables cerditos no llegar a pesar más 40 kilos y por lo general no abarcan mucho espacio.

Este tipo de mascotas necesitan cuidados y una alimentación especial pero no fuera de lo normal, es decir que es accesible para cualquier persona, tanto como si tuviera un perrito.

Mitos y Verdades sobre los mini pig (mini cerdos)

  • Los mini pig son muy tiernos y adorable, por lo general suelen adaptarse de una manera rápida. Y positiva al entorno donde se ubiquen.
  • Logran convivir con otros animales de manera sana. No suelen ser salvajes ni morder a otros seres vivos, tanto otros animales o niños.
  • Son muy tranquilos y por lo general siempre se mantienen quietos sin hacer desastres en la casa.
  • Pueden tomar la misma actitud de un perro. Les gusta salir a pasear y a jugar de la misma forma.
  • Al momento de adoptar o comprar un mini pig se debe acudir a un especialista que te oriente en su raza y sus cuidados. Debes verificar su origen, para que no haya problemas a futuro con su crecimiento.
  • A diferencia de las otras razas de cerdos, los mini pig son muy limpios. En este caso suelen captar la enseñanza de costumbres para hacer sus necesidades tal como los gatos. Si desde un principio se les da una enseñanza adecuada pueden aprender a defecar y orinar en el arenero. Así mismo a diferencia de otro cerdo no necesitan refrescarse en charcos. Ya que no tienen glándulas sudoríparas.

Dejar un Comentario